Los nuevos propulsores de Fórmula 1 se retrasan hasta 2014

Trabajo en el box, Lotus Renault GP, GP Europa, 2011. Fórmula 1. Jueves

Trabajo en el box, Lotus Renault GP, GP de Europa 2011

Noticias | Formula 1 | F1 Rev: El 23 de junio de 2011 se reunieron en Heathrow (Londres) los líderes de la Fórmula 1. En esta reunión se decidió retrasar en un año la introducción de los nuevos motores que hasta ese momento se esperaba fuesen implantados acorde a la nueva reglamentación que se estaba negociando para el 2013. Los monoplazas empezaran a montar estos nuevos propulsores en la temporada 2014.

La Scuderia Ferrari se había opuesto rotundamente a puesta en escena de  motores de cuatro cilindros en línea y 1.6 litros turbo alimentados, por ser una especificación de motores que no usan sus coches de calle y por lo tanto tendrían que diseñar desde cero dichos propulsores, no tienen experiencia en la fabricación de los mismos y sus clientes objetivos no desean tener un Ferrari de cuatro cilindros en su garaje. Otros motoristas como Mercedes-Benz y Cosworth habían pedido un retraso en la implementación de la nueva reglamentación sobre propulsores para evitar un aumento en los costes productivos ya que significa el diseño, construcción y experimentación de los nuevos motores, así como entender y desarrollar una tecnología basada en cuatro cilindros que hasta ahora no han utilizado (en el caso de Cosworth). La cara opuesta viene representada por Renault que apostaba por los nuevos  motores al tener en su portafolio de productos unidades similares a las que se proponían de cara al 2013 y por lo tanto haber realizado ya la inversión en investigación y desarrollo, tener amortizada esa inversión y simplemente necesitaban desarrollar las características específicas a los requerimientos de la Fórmula 1.

El Consejo Mundial de la FIA, ante las protestas de la mayoría de los equipos, mostró una actitud favorable al retraso de la llegada de los nuevos motores siempre y cuando hubiese unanimidad en la decisión de los equipos.

Finalmente la medida ha ido más allá de una prolongación temporal de los motores actuales, habiéndose acordado que en 2014 se utilicen motores de seis cilindros en “V” y no de cuatro en línea, manteniéndose la cilindrada en 1.6 litros turbo alimentados. Aunque aún se deberá aprobar formalmente con una votación vía fax del Consejo Mundial de los Deportes de Motor de la FIA el próximo lunes.

Martin Whitmarsh, Director del equipo Vodafone McLaren Mercedes y Presidente de la Asociación de equipos de la Fórmula 1 (FOTA) ha declarado al respecto del acuerdo alcanzado: “Estoy contento de que hayamos llegado a un acuerdo con los fabricantes. Todos estamos de acuerdo. Es muy positivo porque obviamente ha existido muchas opiniones enfrentadas“.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.